Compartir

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos “expresa su preocupación por la grave vulneración de los derechos económicos, sociales y culturales en la región del Catatumbo”, señaló la oficina de este organismo en Colombia en un comunicado.

“Pese a su riqueza natural”, el Catatumbo “presenta altos índices de necesidades básicas insatisfechas” y su población carece de los derechos a la alimentación adecuada, salud, educación, electrificación, agua potable, alcantarillado, vías y acceso al trabajo digno, agrega la ONU.

Representantes de la oficina de Naciones Unidas realizaron una visita al Catatumbo la última semana de junio y se reunieron con campesinos, autoridades civiles y militares.

Desde hace un mes los campesinos de la región protestan para que se suspenda la erradicación de cultivos ilícitos, que se implemente una Zona de Reserva Campesina y se garantice el respeto de los derechos humanos en la región, azotada por el conflicto armado.

Durante las protestas murieron cuatro campesinos por disparos de la fuerza pública, por lo que la ONU “exhorta” a la Fiscalía a que “investigue la presunta violación del derecho a la vida” de los fallecidos.

La oficina de la ONU, reza el comunicado, “pudo constatar, por un lado, que en las protestas campesinas hubo disparos con fusiles de alta velocidad, usualmente de dotación de la fuerza pública, y por lo tanto indicaría uso excesivo de la fuerza en contra de los manifestantes”.

También comprobó “agresiones” por parte de los manifestantes contra miembros de la fuerza pública, por lo que añadió que “lamenta que la situación haya escalado a esos altos niveles de violencia”.