Compartir

El Consejo General del Poder Judicial ( CGPJ ) recomienda a los jueces que no resten credibilidad a las mujeres que denuncian violencia machista por el hecho de estar inmersas en un procedimiento de separación o divorcio, ante las “numerosas” sentencias dictadas que sí que la cuestionan. El Grupo de Expertos en Violencia Doméstica y de Género del CGPJ ha actualizado una guía de 2008, a la que ha tenido acceso Efe, que pretende servir de orientación a los órganos jurisdiccionales a la hora de aplicar el ordenamiento jurídico en los casos de violencia de género y de la que se informará mañana en el pleno.

La guía recoge la jurisprudencia disponible hasta el momento respecto a la violencia machista para proteger a la víctima y salvaguardar los derechos fundamentales del imputado. El Grupo de Expertos considera que la evaluación del daño psíquico sufrido por las víctimas de violencia de género es “fundamental”, no solo para tipificar criminalmente los actos cometidos contra ellas, sino “para planificar su tratamiento y establecer su compensación adecuada”. En cuanto a la tutela penal, sostiene que “no es necesario” que quede acreditado el denominado “ánimo de dominio” por parte del maltratador a la víctima, es decir, que no se exija “como elemento integrante del tipo penal el propósito del sujeto activo de discriminar, establecer o mantener una relación de poder sobre la mujer”.

Los expertos del CGPJ en la materia dedican un apartado a la credibilidad de la víctima y en él apuntan que les llama la atención la lectura de “numerosas sentencias” dictadas por los juzgados de lo penal y por las secciones especializadas de las audiencias provinciales en las que se suele utilizar como criterio para negar la credibilidad a la víctima el hecho de que ésta se encuentre en un proceso de separación o divorcio. En este sentido, el grupo recuerda que hay datos de estudios especializados que permiten concluir que en esas situaciones se produce un “incremento del riesgo de que la mujer sufra una agresión”. Así, para el CGPJ “no resulta razonable” cuestionar la credibilidad de la denunciante en estos casos. La guía dedica otro apartado al llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP) y recuerda que, a pesar de la difusión y popularización de este “pretendido síndrome” en España, no ha sido reconocido por ninguna asociación profesional ni científica, “habiendo sido rechazada su inclusión en los dos grandes sistemas diagnósticos de salud mental utilizados en todo el mundo”.