Compartir

Durante su intervención en rueda de prensa para presentar la primera Encíclica del papa Francisco, Lumen Fidei, Rouco ha respondido a preguntas de los periodistas sobre la corrupción de la clase política.

“El problema de la corrupción no es un problema español, es universal y no es solo un problema político, sino un problema social de primer orden”, ha subrayado.