Compartir

Un ejemplar de la flor más grande del mundo, conocida como “flor cadáver”, empezó a florecer el domingo en el Jardín Botánico Nacional de Bélgica, un hecho muy poco frecuente que se produce de manera inesperada por tercera vez en cinco años en las afueras de Bruselas. Procedente de una planta de Arum Titan, cuyo nombre científico es 'Amorphophallus tintanum', que significa 'pene gigantesco deformado', la flor empezó a abrir sus pétalos el domingo en uno de los invernaderos del Jardín de Meise, en las afueras de la capital belga.

Esta espectacular flor, que suele florecer tres o cuatro veces a lo largo de los 40 años de vida, también se conoce como aro gigante o bunga bangkai (del indonesio, 'flor cadáver' o 'flor fétida') por el olor a carne podrida que desprende para atraer a los insectos polinizadores, los coleópteros, que garantizan su reproducción. Sin embargo, la planta del jardín de Meise floreció en 2008, el año en que llegó de Bonn, Alemania, en 2011 y otra vez este verano. “Es excepcional, nunca había ocurrido en ningún otro jardín botánico”, ha dicho el portavoz del jardín Franck Hidvegi.

La atracción está asegurada por lo que el jardín ha ampliado sus horarios de apertura: sus hojas ya miden 244 centímetros y podrían seguir creciendo hasta los cinco metros.”La floración es muy breve, como mucho tres días. Después se marchitará y habrá que esperar varios años para verla florecer de nuevo”, ha dichoHidvegi. El Arum Titan procede de los bosques tropicales de Sumatra, en Indonesia, donde está en peligro a causa de la deforestación, como los orangutanes.