Compartir

El alcalde de la ciudad, Enrique Maya, y la concejala María Caballero, ambos de UPN, han instado a los ediles de Bildu, presentes en el Consistorio para que hagan lo posible para se retire la bandera, que cuelga de un cable sobre la plaza.

La gran ikurriña impide que se lance con seguridad el cohete, según consideran las autoridades municipales, que están tratando de solventar la situación para lanzar el chupinazo.