miércoles, 12 agosto 2020 9:30

Fiebre del sábado noche

Los adolescentes beben demasiado. El consumo de alcohol aumenta a la vez que desciende la edad de inicio, que actualmente está en los 13,7 años. ¿Por qué se emborrachan? ¿Por qué algunos llegan, incluso, al coma etílico? Cuando esta situación se repite, ¿podríamos pensar que ese adolescente ha sido abandonado por la tutela paterna? ¿Es un síntoma de lo difícil que a esta generación le está resultando crecer? ¿Beben hasta casi morir porque no pueden sostener su vida? La propuesta del delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas de multar a los padres de adolescentes reincidentes en coma etílico ha puesto el punto de mira sobre un tema importante.

¿Quiénes son los responsables? ¿Los chavales, los padres, o una sociedad que no les deja sentirse útiles? ¿Se les hace insoportable añadir a la crisis normal de su edad la de una estructura social que les plantea un futuro demasiado incierto? (Más información en MujerHoy.com)

Artículos similares