Compartir

La Consejería de Salud y Política Social ha puesto en marcha la maquinaria administrativa para que, a más tardar, el 15 de julio estén abiertos 18 comedores escolares en Badajoz (4), Cáceres (3), Mérida (3), Plasencia (2) Don Benito (2), Almendralejo (2) y Villanueva de la Serena y Navalmoral (1 en cada localidad). Lo acaba de indicar el consejero Luis Alfonso Hernández Carrón, quien añade que la infraestructura y las comidas que supondrán abrir estos centros en julio y agosto puede costar a la Junta unos 600.000 euros. Se servirá una comida en cada centro escolar, aunque se garantiza alimentación para el desayuno y la cena en los domicilios de los pequeños. Además, “para evitar una estigmatización de los escolares y sus familias” no se abrirá solo el comedor escolar para la comida sino que desde horas antes estarán los menores en el centro correspondiente disfrutando de actividades lúdicas-educativas.

Con este anuncio la Junta cumple con el mandato de la Asamblea (donde PSOE e IU unieron sus votos frente al PP) en el que se reclamaba al Ejecutivo regional la apertura de comedores escolares en julio y agosto (se prolongará ahora hasta septiembre por abrirse más tarde) para los niños con mayores necesidades alimenticias. Carrón ha confirmado que Cruz Roja y Cáritas ya tienen los modelos de solicitud que, a su vez, se enviarán a las familias más necesitadas para que éstas apunten a sus niños a los comedores de verano.

El consejero de Salud y Política Social ha enfatizado que “en Extremadura ningún niño pasa hambre sino que hay niños malnutridos. Garantizar una correcta alimentación es el sentido de esta medida”. Del mismo modo Carrón entiende que la cifra de 2.500 usuarios para estos comedores es un tope previsto. “No habría problema alguno en que se oferten más plazas, aunque no creemos que sea necesario. En todo caso, este gobierno garantiza que todos los menores de la región tendrán una correcta alimentación con esta medida que es urgente y extraordinaria”.

Sobre cuándo estarán abiertos los comedores, el consejero afirma que “se hará lo más rápido posible”, aunque no será posible hasta, como mínimo, mediados de la próxima semana. “Espero que sea antes del 15 de julio, lo que conllevará que habrá comidas hasta el 15 de septiembre”, ha agregado.