Compartir

En la primera reacción de la institución a la advertencia de la cúpula castrense, la Presidencia señaló que “algunas frases” del comunicado militar tienen “connotaciones que pueden causar confusión”.

Mursi no revisó el mensaje de las Fuerzas Armadas antes de que este se hiciera público, según la nota difundida por sus portavoces a través de Facebook.

Además, la Presidencia insistió en que está dando “pasos prácticos” hacia el diálogo nacional, y que seguirá haciéndolo “al margen de cualquier comunicado que profundice la división entre los hijos de Egipto”.

Sin embargo, la nota difundida por la portavocía del presidente no aclara si Mursi acatará el plazo otorgado por los militares o si rechazará cumplirlo.

“Egipto, junto a todas sus fuerzas, no permitirá retroceder”, señaló el comunicado presidencial, que llega en respuesta a la advertencia del ejército, interpretada por algunos como una amenaza de golpe de Estado.

Los aliados de Mursi, agrupados en la llamada Alianza de Partidos Islamistas, ya anunciaron esta noche en una rueda de prensa previa que cualquier solución a la crisis “debe respetar la legitimidad” y llamaron a sus seguidores a manifestarse en todo el país.

El Ejército instó hoy a Mursi y a las fuerzas políticas a alcanzar un acuerdo que ponga fin a la crisis. De lo contrario, los militares anunciarán una “hoja de ruta para el futuro” y supervisarán su aplicación.