Compartir

“El ayuno ha quedado suspendido tras esta agresión, pero el paro se mantiene ahora con más fuerza”, declaró hoy el presidente de la Asociación de Profesores de la Uneg, Raúl Brito, quien en una rueda de prensa mostró algunas fotografías de la sede envuelta en llamas y de un vehículo de su propiedad que corrió igual suerte.

Brito dijo que denunciará la agresión en la Fiscalía y “ante el cuerpo universitario para que tome medidas académicas” contra “dirigentes del partido de Gobierno que así tratan de acallar las luchas profesorales por reivindicaciones salariales”.

El ataque en Guayana se produce diez días después de que unos encapuchados quemaran un autobús y dispararan contra el rectorado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), declarado Patrimonio de la Humanidad.

Además del daño arquitectónico contra la universidad de Caracas, la más grande del país, dejó pérdidas que su rectora, Cecilia García, cifró en 2 millones de dólares.

Los incidentes se han producido en medio de la protesta que profesores y alumnos de línea contraria al Gobierno mantienen en demanda de aumentos salariales para los docentes.

Tras los incidentes de la UCV, el presidente, Nicolás Maduro, ordenó públicamente al ministro del Interior, Miguel Rodríguez, “investigar a fondo y capturar a quienes estén detrás” del ataque contra los profesores, que también secundaban la huelga.

“Que vayan presos”, independientemente de “quienes sean”, y si se verifica que los culpables son partidarios de su Gobierno “flaco servicio el que le hacen al país y a la revolución”, dijo Maduro.

El presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, Víctor Márquez, acusó hoy al Gobierno de “utilizar a grupos violentos” y de querer “deslegitimar el derecho a la protesta”.

Márquez aseguró que vehículos de algunos docentes en huelga han sido rayados con la advertencia “profesor parado profesor quemado”.

El ministro de Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, informó al canal estatal VTV de que en “la madrugada de este sábado se terminó de negociar un nuevo contrato colectivo a favor de profesores, trabajadores administrativos y obreros” de las universidades.

El coordinador general de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela, Carlos López, ha asegurado que el contrato colectivo contiene alzas salariales de entre 120 y 150 % para los profesores.

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar, Rafael Álvarez, sostuvo a su vez que el Gobierno no negoció con la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios, que aglutina a los 40.000 profesores de las 18 asociaciones regionales, sino con sindicatos oficialistas.