Compartir

 

El “caso Khashoggi”, el asesinato del columnista del The Washington Post en el consulado de Arabia Saudí, en Estambul, se cuela en la sesión de control al Gobierno, en el Congreso. Sus señorías debatirán la posible suspensión de venta de armas a Riad, tal y como ha hecho Alemania pero todo apunta a que España mantendrá sus relaciones comerciales. No en vano, el voto del PSOE se sumaba este martes al del PP en contra del embargo en la Comisión de Defensa del Congreso.

Sea como sea, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez va a dar explicaciones en el hemiciclo sobre la venta de armas a Arabia Saudí y pocos dudan que las exportaciones se mantendrán para proteger los contratos de Navantia.