Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reclamó este miércoles al líder del Partido Popular, Pablo Casado, que “cumpla” con el pacto y permita la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), porque “la deriva del PP no puede implicar la deriva de las instituciones”.

En la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados, Sánchez valoró que Casado ha suspendido el acuerdo sobre el CGPJ “para tapar” las “vergüenzas” de su partido y “no asumir la responsabilidad” de lo que hizo el portavoz popular en el Senado, Ignacio Cosidó.

Se refirió así al mensaje de Cosidó en un chat interno del PP en el que el portavoz consideraba que el pacto con el PSOE –ya roto− suponía “una jugada estupenda” porque permitiría estar “controlando la Sala Segunda del Tribunal Supremo desde atrás”. Un “lenguaje” por el que Cosidó ya se disculpó y quiso aclarar que en ningún caso hablaba de “controlar” al Supremo.

El presidente del Gobierno aprovechó la sesión de este miércoles para afear a Casado este asunto, después de que el líder de la oposición le dijera que el PP ha actuado con “responsabilidad” en este asunto y le acusase de “malograr” el proceso “filtrando” el nombre de Manuel Marchena como presidente.

“No vamos a contribuir a ese desprestigio del CGPJ y a ese descrédito”, sentenció Casado, antes de referirse a la enmienda presentada por su grupo para recuperar el modelo de elección de vocales que consagra la Constitución española. “Nuestro compromiso con la independencia judicial es inequívoco, ahora le toca a usted a estar a la altura de Estado”, reclamó a Sánchez.

Sánchez replicó a Casado que “a su lado el señor Mariano Rajoy es un moderado” y criticó que “para tapar sus vergüenzas de no asumir la responsabilidad de lo que hizo Cosidó lo que hace es romper la renovación del CGPJ, un órgano fundamental para nuestro sistema democrático”.

Así, el jefe del Ejecutivo demandó al presidente de los populares que haga una “reflexión” y tenga en cuenta que “la deriva del PP no puede implicar la deriva de las instituciones”. “¡Cumpla con su pacto y permita la renovación de un órgano tan importante como el CGPJ!”, enfatizó.

ANDALUCÍA

Ambos también aprovecharon su cara a cara en la sesión de control al Ejecutivo para reprocharse su acción en Andalucía. En clave electoral, Casado denunció ante Sánchez el “balance catastrófico” del PSOE y consideró que “le da vergüenza bajar de Despeñaperros” y precisamente por ello “se inventa viajes”.

“¿Cómo explica la ruina que deja en Andalucía?”, preguntó el líder de la oposición, a lo que el presidente señaló que la respuesta que va a recibir el PP en las urnas “no le va a gustar”. En palabras de Sánchez, “el problema que tiene Casado es que cuando habla de Andalucía siempre la desprecia”.

Consideró que la campaña del PP en Andalucía no es más que “una colección de tópicos” que empezó “denigrando” el sistema educativo en Andalucía, continuó con un dron con la bandera y siguió con el candidato popular, Juanma Moreno, “con un chaleco a lo Bolsonaro”. “¿Quién le asesora electoralmente? Dejen de hacer el ridículo”, remató Sánchez.