Compartir

El mes pasado fue el septiembre más caluroso en España jamás registrado en la serie histórica de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que comienza en 1965, puesto que tuvo una temperatura media de 23ºC, lo que supone 2,4ºC más de la media del mes teniendo en cuenta como referencia el periodo comprendido entre 1981 y 2010.

El último resumen climatológico mensual de la Aemet, hecho público este viernes, indica que septiembre fue extremadamente cálido en el conjunto de España y superó en 0,1ºC el registro más alto de ese mes, que correspondía hasta ahora a septiembre de 1987.

“El verano que recientemente ha terminado parece que se ha querido quedar un poco más con nosotros”, indicó uno de los portavoces de la Aemet, Rubén del Campo, en un tuit de este organismo del Ministerio para la Transición Ecológica.

Septiembre resultó extremadamente cálido en amplias zonas de Galicia, Castilla y León, Extremadura, norte y oeste de Castilla-La Mancha, Andalucía y áreas del interior de Cataluña y Aragón. En el resto de la España peninsular, así como en Baleares, el mes resultó predominantemente muy cálido. En Canarias fue muy variable en cuanto a temperaturas y resultó cálido en el conjunto del archipiélago.

En septiembre se observaron anomalías térmicas cercanas de tres grados por encima de lo normal en amplias zonas del interior de Galicia, Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid, norte y oeste de Castilla-La Mancha y algunas áreas de Andalucía, Navarra, Aragón y el interior de Cataluña.

Las temperaturas máximas fueron de media 2,7ºC superiores a las habituales y las mínimas, 2,1ºC por encima de las normales. Por ello, hubo una oscilación térmica diurna de 0,6ºC mayor que la habitual de septiembre.

Los termómetros marcaron los valores más elevados en el episodio cálido de los primeros días de septiembre y durante la última semana del mes. Entre los observatorios principales de la Aemet, las temperaturas más altas se registraron en cuatro aeropuertos: 41,0ºC medidos en el de Córdoba el día 2; 40,4 en el de Badajoz el día 1; 39,5 en el de Jerez de la Frontera el día 24, y 39,0 en el de Sevilla el día 1.

En cuanto a las temperaturas mínimas, destacan entre los observatorios principales los 3,9ºC registrados en el aeropuerto de Vitoria el día 25; los 4,9ºC de Molina de Aragón (Guadalajara) el día 29, y los 5,1ºC del aeropuerto de Burgos e Izaña (Tenerife) medidos los días 25 y 30, respectivamente.

PRECIPITACIONES

Por otro lado, septiembre fue seco en el conjunto de España, con una precipitación media de 32 litros por metro cuadrado, lo que supone un 29% menos de la media de ese mes entre 1981 y 2010, que es de 45 litros por metro cuadrado.

La distribución espacial de las precipitaciones acumuladas en septiembre, en muchas ocasiones debidas a tormentas, resultó muy desigual. Aparecieron con mayor intensidad en zonas de la mitad este y sur peninsulares, y de Baleares.

El mes pasado fue muy seco en extensas áreas del tercio oeste peninsular, un área que abarca desde el este de Cantabria hasta el norte de Navarra, Girona y el sur de Lleida, y el oeste de Castilla-La Mancha, mientras que resultó húmedo en el cuadrante sureste peninsular, la provincia de Guadalajara y el norte de Mallorca.

Casi todos los días del 1 al 19 de septiembre se produjeron precipitaciones en algún punto de España, en muchas ocasiones asociadas a tormentas, con lo que localmente se llegaron a recoger más de 40 litros por metro cuadrado en un corto espacio de tiempo.

Las mayores precipitaciones diarias de septiembre entre los observatorios principales se observaron en el aeropuerto de Reus (Girona), con 76 litros por metro cuadrado el día 5; la Basea Aérea de Albacete, con 61 litros por metro cuadrado el día 9; Valencia, con 44 el día 15, y Castellón-Almassora, con 42 el día 17.