Compartir

La Sala Penal del Tribunal Supremo ha condenado a seis meses a un activista por irrumpir en una misa en la iglesia de Sant Pere de Manyoles de Girona gritando “aborto libre y gratuito” y colgar una pancarta en el altar en la que ponía, “fuera rosarios de nuestros ovarios”.

Según ha declarado la Audiencia, el acusado actuó “sabiendo que con su acción podría llegar a ofender los sentimientos religiosos” y paró la misa varios minutos. Los magistrados concluyeron en que cometió un delito contra el sentimiento religioso.

También se concluyó que “las expresiones y actos realizados por el acusado, en principio, están plenamente amparados por la libertad de expresión, que no excluye la posibilidad de exteriorizar ningún punto de vista. Ello no obstante, debería haberlo llevado a cabo a través de medios necesarios e idóneos y, por lo tanto, nolesivos para otros derechos y valores constitucionales”.