Compartir

Un hombre de 60 años se ha entregado a la Policía y ha confesado ser el conductor que atropelló este fin de semana en Leganés a una madre y a sus dos hijos (uno de ellos bebé), y después se dio a la fuga.

Los hechos ocurrieron en un paso de cebra que la familia estaba cruzando cuando se aproximó un vehículo a gran velocidad y arrolló a la madre, al niño de 10 años y también el carrito en el que se encontraba el bebé (que se encuentra ingresado en un centro hospitalario).

Horas después el hombre se personó en una comisaría donde reconoció ser el conductor del coche. Al practicarle el control de alcohol y drogas dio positivo en ambos.

Fue arrestado como presunto autor de un delito de lesiones imprudentes y otro contra la seguridad social,