Compartir

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), organismo adscrito al Ministerio de Hacienda, ha desestimado el recurso interpuesto el pasado 26 de agosto por Mundosenior, que es la unión de empresas formada por Barceló y Globalia, contra la adjudicación de los viajes del Imserso.

El organismo prevé firmar los contratos del Programa de Turismo Social en la semana del 23 de septiembre y dar ya en octubre comienzo a los viajes contratados, según informó este lunes en un comunicado.

Los viajes de los jubilados se adjudican a UTE’s o uniones temporales de empresas, que presentan propuestas en alianza para determinados servicios.

El conflicto salta en los viajes contratados en las costas (el Lote 1), adjudicado a Mundiplan tras excluir a Mundosenior por considerar que no cumplía con los requisitos técnicos. Su recurso lo formuló alegando falta de tiempo para presentar alegaciones buscando subsanar los, a su juicio, errores en los pliegos.

En su resolución, el Tribunal considera que “el Imserso, en la redacción de los pliegos, ha pretendido el diseño de un sistema imparcial, objetivo, automático y estricto que garantice la transparencia del procedimiento de licitación, mediante la fijación de criterios automáticos, sin precisar valoraciones subjetivas y evitando así cualquier aplicación arbitraria o incorrecta”.

En su dictamen refiere que “han de ser las empresas concurrentes las que han de cumplimentar con la debida diligencia las ofertas propuestas que, para el lote nº1, son datos de carácter objetivo y sin que precisen de documentación complementaria en la que fundar sus propuestas”.

“La documentación que se acompaña a la oferta ha sido examinada y no permite por sí misma apreciar contradicción alguna entre lo que en ella consta y lo que se oferta”, concluye el Tribunal.

Tras la desestimación del recurso, el director general del Imserso, Manuel Martínez Domene, indicó que el procedimiento administrativo “sigue su curso para la ejecución del programa”.

El contrato se adjudicó el pasado 29 de agosto y el Imserso “trabaja” para que los contratos se firmen “a partir del 23 de septiembre”, con la intención de que los jubilados puedan viajar “a partir de la segunda quincena de octubre”.

Se trata de la segunda vez que el Tribunal dependiente de Hacienda desestima un recurso al Programa de Turismo Social del Imserso para la presente convocatoria, tras rechazar el pasado 14 de junio otro recurso presentado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT).

“Es una prioridad que los pensionistas puedan disfrutar de los viajes y circuitos culturales de este programa de Turismo Social, que se ha convertido en uno de los buques insignias de los programas sociales de nuestro país”, ha subrayado el director general del Imserso.

Se desbloquearía, además, una actividad sobre la que habían alertado los operadores, al ser un programa relevante para mantener la actividad durante la temporada baja e evitar pérdidas de empleo.

El valor del contrato supera los 1.142,3 millones de euros sin IVA, aportados en un 20,39% por el Imserso y el 79,61% restante por sus beneficiarios. El Programa se lanza las temporadas 2019-2020 y 2020-2021, con posibilidad de prórroga para otras dos temporadas. En el programa de este año se han programado 900.000 plazas, agrupadas en tres lotes: el citado turismo en zonas de costa peninsular donde Mundosenior planteó el recurso; turismo en zonas de costa insular y turismo de interior.

Como mejora respecto a las temporadas anteriores, el pliego actual contempla una reserva del 1% de las plazas subvencionadas al 50% para las personas que tengan recursos económicos iguales o inferiores a las pensiones no contributivas de jubilación o invalidez del sistema de la Seguridad Social.

La oferta contempla que los costes por “alojamiento y manutención” varíen entre 23 y 42 euros, en función de los destinos. El mínimo de 23 euros se ha incrementado en un 9,5% frente a los 21 euros de temporadas previas.

(SERVIMEDIA)