Compartir

El 26 de junio de 1960 el club Atlético de Madrid conquistó la primera Copa de su historia tras imponerse al Real Madrid por 2-3 en la gran final celebrada en el Santiago Bernabéu.

El final del torneo, denominado entonces como Copa del Generalísimo, estuvo dirigida por el colegiado vasco Birigay Nieva. Para este histórico encuentro José Villalonga, técnico rojiblanco, dispuso el siguiente once: Madinabeytia, Chuzo, Alvarito, Callejo, Rivilla, Peiró, Adelardo, Ramiro, Collar, Jones y Polo.

Por parte del Madrid, entrenado por el gran Miguel Muñoz, salieron: Vicente, Marquitos, Santamaría, Casado, Vidal, Pachín, Mateos, Del Sol, Di Stéfano, Puskas, Gento.

El Atleti conquistó el título tras firmar una brillante segunda parte en la que remontaron el tanto inicial de Puskas.

Tres leyendas rojiblancas como Enrique Collar, de disparo lejano, Miguel Jones, tras aprovechar un despeje de Domínguez, y Joaquín Peiró, tras una gran jugada colectiva, a los 52, 76 y 86 minutos, respectivamente, sellaron el primer título copero de la historia rojiblanca.

Collar, con el 11 a la espalda, fue el encargado de levantar el trofeo al cielo de Madrid y fue alzado en hombros por sus compañeros para ofrecer el título a los aficionados rojiblancos presentes en Chamartín.