sábado, 26 septiembre 2020 2:15

Sara Mesa describe un viaje interior en una atmósfera asfixiante en la novela ‘Un amor’

La escritora Sara Mesa aborda en la novela ‘Un amor’ (Anagrama) una descripción de un viaje interior en una atmósfera perturbadora y asfixiante que “confronta al lector con los límites de su propia moral”.

Según ha explicado la autora en rueda de prensa este miércoles, la novela narra la historia de Nat, una joven traductora que decide mudarse al campo por motivos económicos y termina enfrentándose tanto con sus vecinos, como consigo misma y sus propios fracasos.

La novela está escrita desde el punto de vista de Nat, pero en tercera persona, un recurso que, según Mesa, ha posibilitado que se introdujera en la cabeza del personaje con “la distancia y la frialdad” necesarias para la narrativa.

‘Un amor’ describe a una comunidad “muy cerrada y claustrofóbica”, y la enfrenta con el individuo, un tema recurrente en la obra de Mesa, según ha explicado.

A pesar de lo que sugiere el título, la novela no es romántica, y la autora ha remarcado que la palabra “amor” no aparece en ningún momento en sus 185 páginas.

UNA PESADILLA

Para Mesa, la atmósfera inquietante del libro remite al mundo de los sueños, sobre todo por la forma en la que la trama se enreda y por su clima, que de alguna forma anuncia que “algo va a pasar”.

Además, Mesa ha explicado que es una novela “implícitamente muy violenta”, parcialmente inspirada en una de sus pesadillas más recurrentes, en la que presencia cómo un desconocido irrumpe en su casa.

“Es una novela que párrafo a párrafo va introduciendo una especie de incomodidad”, ha explicado la directora editorial de Anagrama, Silvia Sesé, y la ha descrito como fulgurante y llena de intensidad, pese a su brevedad.

UN TRABAJO DE CUATRO AÑOS

Se trata de una novela en la que la autora ha trabajado cuatro años: “Le he dado muchas vueltas, a veces de forma justificada y otras de forma absurda”, ha explicado, pero ha dicho sentirse satisfecha con la versión que presenta ahora que, a su juicio, es más fina que las anteriores.

Durante el proceso de escritura, Mesa hizo un parón para escribir ‘Cara de pan’ (Anagrama, 2018), una novela “mucho más clara y amable”, que le sirvió para desintoxicarse de la ambigüedad de ‘Un amor’, ha explicado.

LA HIGHSMITH DE SEVILLA

Sesé ha descrito a Mesa como “la Patricia Highsmith de Sevilla”, sobre todo por su retrato de un personaje díscolo y por la atmósfera que describe.

También ha asegurado que la considera una de las escritoras “esenciales” del catálogo de Anagrama y de la narrativa en España, y ha explicado que la novela ya tiene contratadas cuatro traducciones: al inglés, al francés, al alemán y al holandés.