Compartir
Twitter

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reafirmó este jueves en Nueva York en su “objetivo” de llevar su actual mandato hasta el año 2020, aunque asumió que esto no será así “si uno prioriza el conflicto frente a la cooperación”.

En Nueva York, donde participó en el Foro Reuters, Sánchez fue preguntado por los apoyos de las formaciones independentistas a su Gobierno, y explicó que “ellos saben que defendemos la Constitución, la integridad territorial, y que reconocemos la diversidad”.

El presidente español analizó que la política “por supuesto siempre es un juego de prioridades” y, por ende, “si uno prioriza el conflicto en lugar de la cooperación pues vamos a ir a elecciones y se terminará la legislatura”.

“Pero si ponemos la cooperación por delante para resolver políticas sociales y otras cuestiones, creo que podemos llegar al año 2020; esa es mi idea, mi objetivo y creo que podemos resolver muchas cuestiones en España”, expuso.

Sacó pecho de la “transformación” que está haciendo en España a pesar de contar con una minoría en el Parlamento y enfatizó que está “intentando normalizar la situación con respecto a la crisis catalana” como cree que “la mayoría” de la población quiere.

En cuanto a la moción de censura que le aupó al poder, defendió que “refleja la calidad de nuestra democracia”, con un Poder Judicial que ha emitido “sentencias muy contundentes contra los casos de financiación del PP”. No obstante, valoró que hay que distinguir entre corrupción de un partido político y casos de corrupción que han sucedido en él.También fue preguntado por su opinión acerca de los expresidentes del Gobierno español José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero y aprovechó para decir que él también lo será, espera, “en un futuro muy lejano”. Dicho esto, aseguró que les respeta y que ambos le llamaron y le dieron “una serie de consejos” en cuanto llegó a La Moncloa.