Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, proclamó este jueves que la Constitución “permite explorar vías de nuevos acuerdos, alcanzar nuevos y grandes consensos, pero siempre que seamos capaces de dialogar y nos entendamos desde la generosidad y huyamos de personalismos”.

Sánchez intervino, junto a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, y al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en el acto de presentación de los actos conmemorativos de los 40 años de la aprobación de la Constitución, al que otorgó “profundo simbolismo”.

Aseguró que aquel proceso proporcionó “una lección de generosidad de la que a día de hoy podemos seguir aprendiendo mucho”, y el tiempo transcurrido desde entonces ha demostrado que “se acertó en lo principal y en lo que entonces parecía secundario”. Se consolidó la democracia y la integración en la Unión Europea, se venció al terrorismo, se conocieron los beneficios del autogobierno en un país que se sabe “profundamente diverso y plural”, y se desarrollaron los derechos fundamentales y los principios inspiradores del Estado del bienestar.

Hoy, sentenció, España tiene una democracia “sólidamente enraizada” tanto en las instituciones como en la ciudadanía, y toca reafirmar la vigencia de la Constitución “con confianza en el futuro”, no rindiendo “pleitesía a un supuesto tiempo heroico”, sino reivindicando “el valor y el espíritu del diálogo para consquistar el porvenir”.

Sánchez proclamó que a la Constitución “se la honra y se la conmemora cumpliéndola y haciéndola cumplir”, no como un mero texto jurídico, sino como un marco que ha permitido “entendernos desde la pluralidad, desde la diversidad, que ha favorecido la convivencia y ha cohesionado, vertebrado territorialmente a nuestro país”.

Fue en ese momento en el que Sánchez aseguró que la Constitución “permite explorar vías de nuevos acuerdos, alcanzar nuevos y grandes consensos, pero siempre que seamos capaces de dialogar y nos entendamos desde la generosidad y huyamos de personalismos”.

PROYECTOS CON “VOCACIÓN DE DIVIDIR”

Con la Constitución, añadió, los españoles “aprendimos que nunca más un proyecto debía tener vocación de dividir” a la sociedad en dos mitades “condenadas a negarse la una a la otra”, y la conmemoración es una “oportunidad” para reiterar que España “abraza las causas más nobles de nuestro tiempo”, es “ecologista, diversa, feminista, abierta y cosmopolita” y sobre todo es una sociedad “justa, que quiere encontrarse en el valor de la palabra y en el espíritu del diálogo”, como hizo en 1978.

Sánchez aseguró que el Gobierno es “parte activa” en las conmemoraciones, y quiso rendir tributo al trabajo preparatorio del anterior Ejecutivo, en particular al expresidente Mariano Rajoy.

El acto concluyó con un vídeo en el que Germán y José, dos ancianos que se enfrentaron en la guerra civil en la batalla del Ebro, conversan sobre su vida mientras una voz en off subraya que hace cuarenta años los españoles “aprendimos a hablar entre nosotros”.

Ana Pastor subrayó que conmemorar la Constitución es “celebrar nuestra reconciliación”, la libertad, el progreso y la voluntad de transitar por una senda que fue posible gracias a la generosidad de quienes “prefirieron la concordia a pusieron la convivencia por encima de intereses políticos e ideológicos”, y se mostró convencida de que ese espíritu de concordia es el que impera en el Parlamento actual.

Pastor quiso agradecer su labor a quienes pusieron “los ladrillos y las piedras” de esa obra colectiva y especialmente a los integrantes del consejo asesor de esta conmemoración, a cuyos integrantes mencionó uno a uno, con la invitación a todos los ciudadanos a sumarse a los actos que se celebrarán en municipios de toda España desde “el orgullo por el pasado y la esperanza en un futuro juntos”.

García-Escudero subrayó también los valores consagrados en la Constitución, como la “pluralidad” del Estado “dentro de la incuestionable unidad como nación”, y celebró que el Gobierno coincida con las Cortes Generales en el compromiso de dar el “mayor realce” a la conmemoración.