Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, destacó este viernes que “la democracia es también que no paguen siempre los mismos”, al tiempo que defendió que las “decisiones judiciales se acatan, gusten o no gusten”, si bien recordó que “el Gobierno y el Parlamento pueden cambiar leyes en consonancia con las necesidades sociales”.

En su intervención en la inauguración del Foro Iberomérica que se celebra estos días en Madrid, el presidente puso en valor la respuesta del Gobierno tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el impuesto a las hipotecas.

Sánchez pronunció estas palabras horas después de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara que, a partir de ahora, el impuesto el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que grava los créditos hipotecarios lo pagarán los bancos, y rodeado de los principales directivos de los grandes bancos españoles.