Compartir
Twitter

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confió este martes en que las fuerzas progresistas logren en las elecciones del próximo 28 de abril “una mayoría parlamentaria amplia” para poder continuar con los proyectos “que se han quedado en el tintero” tras sus ocho meses al frente del Gobierno.

Así respondió Sánchez a la senadora de Unidos Podemos María Pilar Garrido, durante la Sesión de Control al Gobierno en la Cámara Alta, después de que Garrido le recriminase que “no ha estado a la altura de las circunstancias”. “No ha sido valiente, que no le tiemblen las piernas, sea de fiar y dialogue con quien sea, porque queremos un presidente que no tenga miedo a la derecha. Además, usted no supo resistir y le faltó coraje”, añadió la senadora.

Ante estas afirmaciones, el presidente del Gobierno lamentó que “al estar en campaña ustedes se desmarquen del PSOE”, pero les agradeció, “a pesar de las discrepancias”, su apoyo durante estos meses “para sacar leyes”.

Sánchez recordó que no tenían mayoría absoluta y que, por tanto, tenían que incorporar a otros grupos que tenían otra visión a los acuerdos, por lo que “teníamos que ser flexibles”. Por ello, lamentó que el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos, “en vez intentar negociar y lograr el 60% de un acuerdo, han dicho solo que 100% o 0%, y esa es la diferencia entre su grupo y el mío”.

En este sentido, el presidente del Gobierno señaló que “hay muchas cosas que se han quedado en el tintero”, como la ley de eutanasia, la derogación de la reforma laboral, la ley de igual laboral, la lucha contra la brecha salarial o la modificación de la ley de memoria histórica.

“No se han impulsado porque PP y Cs lo han bloqueado porque tienen mayoría en la Mesa del Congreso”. Por ello, confió en una mayoría progresista amplia tras el 28 de abril para que en la próxima legislatura se lleven a cabo las reformas pendientes.