Compartir

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE en las elecciones generales del próximo domingo, Pedro Sánchez, alertó este miércoles que “nada está hecho” y pidió “apretar” la movilización para no solo ganar las elecciones, sino obtener una mayoría suficiente para poder gobernar.

En un acto político en Badajoz junto al presidente autonómico, Guillermo Fernández Vara, y su antecesor, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aseguró que hace muchos años “que no veía latir tan fuerte el corazón del PSOE”, convencido de que después de once años los socialistas pueden volver a ganar las elecciones.

Sánchez reiteró que de cara al domingo hay dos certezas. La primera de ellas es que si las derechas suman mayoría suficiente harán en España lo que están haciendo en Andalucía, y la segunda es que solo el PSOE puede frenar esa posibilidad.

“Ya hablaremos de lo que ocurrirá el lunes” en cuanto a posibles pactos, subrayó ahora “lo más importante es que unamos todo el voto en torno al único partido que puede garantizar que España sigue avanzando”. “Nada está hecho”, dijo después, pidiendo a los suyos “no confiarnos” porque quedan “pocos metros para la meta y ahora es cuando es tenemos que apretar, y mucho”, porque no solo hay que ganar las elecciones sino poder gobernar.

Sánchez dejó claro que los socialistas “no nos resignamos” con lo hecho hasta ahora y no tienen una mirada “complaciente” de la realidad, y que además son conscientes de que no tendrán votos por la gestión hecha sino por lo que hagan en el futuro.

La derecha “tiene un clavo al que agarrarse”, que es la abstención, alertó, pero si todo el electorado progresista se moviliza y aglutina el voto “España mirará al futuro”.

(SERVIMEDIA)