Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, agradeció este viernes personalmente a su homólogo de Costa Rica, Carlos Alvarado, no sólo el esclarecimiento del asesinato en ese país de la joven española Arantxa Gutiérrez sino también el “acompañamiento” a la familia durante todo el proceso.

Lo hizo durante la rueda de prensa conjunta de ambos mandatarios en San José de Costa Rica, en la que recordó a la joven española asesinada el pasado 4 de agosto mientras viajaba por el país. Días después fue detenido un hombre como presunto asesino.

Sánchez subrayó que varios departamentos costarricenses “se volcaron” en esclarecer lo ocurrido y en acompañar a la familia, de modo que después de la conmoción por el crimen se pudo comprobar el “buen hacer” de las autoridades del país.

Desde la Fiscalía de Costa Rica apuntan a que se han encontrado nuevas pruebas del asesinato de la joven española, aunque la investigación permanece secreta.