Compartir

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, se dirigió este jueves a Quim Torra y a sus intentos para conversar por teléfono, y le trasladó directamente que apele a la convivencia y condene la violencia.

“Y si tiene que hacer llamadas, que anda por ahí llamando, que haga una llamada a la convivencia, al rechazo generalizado de la violencia y a la solidaridad” con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y con los Mossos d’ Esquadra. De esta manera aludió a las llamadas que Torra le ha realizado y que él ha rechazado en los últimos días desde que se desató la violencia en Cataluña tras la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo contra los líderes del ‘procés’.

Una vez más, el líder del PSOE insistió en su apuesta por el diálogo pero este “siempre dentro de la ley” y apuntó que si Torra quiere diálogo, que lo haga primero con los catalanes que no piensan como él.

Desde un acto del PSOE en Huelva, Sánchez también arremetió contra los líderes de la oposición porque Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias “le dijeron que iban a ser leales” en las distintas reuniones de la semana pasada y “la lealtad les duró lo que tardaron en salir de Moncloa”.

Tras lamentar que están “sólos”, reivindicó que “en Cataluña estamos haciendo lo que tenemos que hacer. ¡Qué fortuna tiene España de que lo hagamos nosotros y no ellos!”, expresó, porque si en “esta crisis” se produce con “Casado como presidente, con Abascal como ministro del Interior y con Rivera como ministro de Justicia; Puigdemont y Torra hacen la ola”.

La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, mostró su “orgullo” por la gestión de Pedro Sánchez ante la crisis en Cataluña que ha puesto al país ante un “momento muy difícil y complicado”; “frente a una oposición, que se ha dedicado en los últimos días a “enfrentar, a sembrar el odio, tergiversar e incluso decir a la Justicia lo que tenía que hacer”.

Por eso, añadió, “estamos orgullosos de que, con firmeza, prudencia y con moderación, ponderando la respuesta que había que dar, has mantenido siempre, primero la legalidad, después el diálogo y por encima de todo la España en la que creemos. Gracias de verdad por el ejemplo que estás dando en un momento muy difícil y complicado de este país”, trasladó Díaz a Sánchez.

MOVILIZACIÓN

Ambos dirigentes socialistas coincidieron en la necesidad de movilizar al electorado ante la cita del 10-N. “Necesitamos movilizarnos”, dijo Sánchez, quien apeló a que “no demos por hecho que vamos a ganar las elecciones” porque eso ocurrió el 28 de abril y también el 2 de diciembre en Andalucía pero ahora “gobierna la derecha” en la comunidad y “yo no quiero eso para España”.

Por su parte, Díaz trasladó que tras el 2-D ya aprendieron que, “cuando nos relajamos y creemos que todo está hecho” termina la derecha sumando. “Hay que ir a votar, y con claridad que queremos un presidente socialista y sensible”, reivindicó la expresidenta de Andalucía para “llevar a Pedro a La Moncloa por derechos propios”.

El líder del PSOE insistió en la que son la única opción para superar el bloqueo político en el que está inmersa España “y por eso es muy importante que vayamos a votar y que votemos al PSOE”.

(SERVIMEDIA)