Compartir

El expresidente de Caja Madrid y de Bankia Rodrigo Rato ha decidido recurrir ante el Tribunal Constitucional su condena de cuatro años y medio por apropiación indebida en el caso de las `tarjetas black´. La sentencia está confirmada por el Tribunal Supremo y su ejecución le fue comunicada la pasada semana. Ahora, el exvicepresidente de Gobierno solicitará al TC la suspensión de su ingreso en prisión, en tanto no se resuelva el recurso.

Rato tiene hasta el próximo 25 de octubre para ingresar en prisión y comenzar a cumplir de forma voluntaria la pena que el impuso la Audiencia Nacional y que se convirtió en firme tras la decisión del Tribunal Supremo.

Su petición podría tener éxito si el TC aplica el criterio de suspender la ejecución de la pena a los condenados a menos de cinco años de prisión. Rato alegará la vulneración de sus derechos fundamentales en su recurso.