Compartir

El temor a la propagación del coronavirus, y la psicosis de algunos ciudadanos ha llevado al desabastecimiento de mascarillas en las farmacias españolas, a pesar de que los expertos insisten en que no es necesario usarlas.

En las últimas horas varios hospitales de Madrid han tenido que activar medidas especiales de protección de sus almacenes, después de que se hayan sustraído centenares de mascarillas. Algunos centros ya han dado la voz de alarma como, por ejemplo, La Paz, la Fundación Jiménez Díaz, el Infanta Leonor y  La Princesa.

En la Comunidad Valenciana también se ha detectado una disminución importante de mascarillas en El Hospital de Villajoyosa (Alicante), así como en La Fe y el hospital Clínico de Valencia.