Compartir

La Guardia Civil de Carballo (La Coruña) ha detenido a un hombre por robar 1.000 euros en efectivo y joyas valoradas en 7.000 euros de la casa de un vecino y amigo al que le había robado las llaves con anterioridad.

La víctima denunció el robo cuando, tras ausentarse entre los días 18 y 22 de junio, regresó a casa y se dio cuenta de las cosas que faltaban, pese a que no había rastro de que nadie hubiera forzado las puertas o hubiera llevado a cabo destrozos.

Según el informe del Instituto Armado al que ha tenido acceso ‘ABC‘, el ladrón pudo acceder a la vivienda al hacer uso del duplicado de llaves que había robado a su amigo “durante una de las frecuentes visitas que realizaba al domicilio dada su amistad con el propietario”.

En cuanto al botín, los agentes recuperaron las joyas de un establecimiento de compraventa de oro. El Juzgado de Instrucción de Guardia de Carballo, se ha hecho cargo del caso.