Compartir

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, instó este miércoles en el Congreso al jefe del Ejecutivo a que muestre la tesis que defendió para ser doctor en Economía, para “disipar las dudas” sobre los motivos por los que la “oculta”.

Estas acusaciones del líder de CS provocaron cierto enfado en el jefe del Ejecutivo, primero porque no se ajustaba a la pregunta registrada y, segundo, porque aludía a una cuestión que siempre ha perseguido al dirigente socialista durante su etapa política y ante la que no se siente cómodo.

La molestia que provocó en Sánchez se percibió incluso en el diálogo -sin micrófono- que mantuvieron desde sus escaños al término del debate parlamentario. Una vez que el presidente agotó el tiempo de intervención, en la que aseguró que su tesis está publicada de acuerdo con la legislación y “colgada” en la base de datos Teseo, se sentó en su escaño y dirigió la mirada a Rivera.

Según ha podido recabar Servimedia, el dirigente de Cs le pregunta con gestos a Sánchez qué es lo que ocurría y por qué su cambio de tono, a lo que el presidente le respondió con un “te vas a enterar” a la vez que le señalaba con el dedo índice.

Esta escena da muestra de la fría relación que mantienen los dos políticos y que deja atrás la buena sintonía que mantuvieron antaño cuando llegaron incluso a cerrar un acuerdo de legislatura.

Fuentes parlamentarias reconocieron que desde que Sánchez llegó al Gobierno no ha hablado con el líder de Cs, por lo que Rivera todavía no ha acudido al Palacio de la Moncloa a reunirse con el presidente como sí han hecho los líderes de PP, Pablo Casado, y de Podemos, Pablo Iglesias.

En Ciudadanos no creen que se vaya a producir pronto esa llamada, impresión a la que también se suman desde Moncloa. Unos porque consideran que esa foto con el presidente no les interesa electoralmente, otros porque el PSOE está más centrado en el apoyo de otras formaciones políticas para sacar adelante sus proyectos en el Congreso.