Compartir

Realia obtuvo un beneficio neto de 32,08 millones de euros durante el primer semestre del año, cuantía que rebasa en un 68% los 19,10 millones cosechados en igual periodo del año anterior gracias especialmente a la revalorización de los activos y a la reducción a la mitad del pago de impuestos.

Según ha detallado la inmobiliaria controlada por Carlos Slim a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sus ingresos totales subieron un 6,2%, desde 45,74 a 48,57 millones de euros.

Por divisiones o negocios, el área de ‘patrimonio’ contribuyó con 41,94 millones creciendo así un 7,2% interanual, mientras que la cifra vinculada a ‘promociones’ se redujo un 6,9%, hasta 5,42 millones.

Realia justificó esta caída en el menor stock de producto terminado que va teniendo la compañía y por la reducción de los puntos de venta, mientras que la contabilidad impide recoger los ingresos de unidades de promoción en curso hasta que se entregan a los clientes.

De forma adicional, el grupo obtuvo ingresos por prestación de servicios y otros por importe de 1,21 millones, cuantía que se dispara a su vez un 51,4%.

Por su parte, los gastos generales también evolucionan favorablemente al reducirse un 25,5%, hasta los 3 millones.

Así el resultado bruto de explotación o Ebitda se situó en 25,08 millones, un 15,6% más. Le beneficia el impacto positivo de la reversión de provisiones en unos 2,12 millones principalmente por el producto terminado entregado y en otros 16,07 millones por la repreciación de activos de promoción. La revalorización de activos patrimoniales agregan a su vez otros 15,44 millones.

En cuanto a la deuda financiera, el grupo Realia situó su cartera bruta en 605,39 millones de euros, un 1,7% por debajo de los 615,96 millones contabilizados al cierre del año 2018.

El grupo contaba a finales de junio con activos inmobiliarios por un valor de mercado de 1.900,8 millones, el 3,1% más que en diciembre pasado. Su valor razonable en el caso de los activos patrimoniales alcanzó los 1.510,4 millones (+2,1%), y en los residenciales, que aglutinan suelos, promociones en curso y producto terminado, se situó en 390,4 millones (+6,9%).