Compartir

La meteorología de este fin de semana estará marcada por un “contraste de temperaturas” entre los valores que se darán en la mitad norte, donde habrá “fresco”, y los de la mitad sur, donde podrán rondar los 36 grados en el Valle del Guadalquivir. Ese contrate será más sensible por la noche, con mínimas en el norte de cinco grados y noches “tropicales” en el sur.

Según explicó a Servimedia el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Rubén del Campo, el tiempo para estos tres días será “bastante parecido”. Además, se darán precipitaciones en el norte y habrá tormentas en el Mediterráneo, que podrían ser localmente fuertes.

Después del “bajón” en el termómetro de este jueves en el centro y norte del país, el viernes también descenderá en gran parte de la mitad sur, entre tres y cinco grados. Pero el día será caluroso en el Valle del Guadalquivir, donde habrá 36-37 grados; mientras que en el Cantábrico el tiempo será “más fresco”, con máximas de 20-22 grados. En la zona centro, de Madrid y su entorno, habrá unos 30 grados y en las regiones del Mediterráneo entre 26 y 30.

Aunque en la mitad norte “el ambiente sea suave”, el fin de semana llega “con noches frías”, con mínimas de cinco y seis grados. “Pero en el tercio sur habrá noches tropicales”, pues los termómetros no bajarán de 20. Esa sensación de frío se verá incrementada en el norte por el viento. También soplará el levante en el Estrecho. Además, este viernes habrá “algunas nubes” en el Cantábrico y Alto Ebro, que dejarán precipitaciones “débiles”.

En las comunidades mediterráneas y sureste de Castilla-La Mancha habrá “inestabilidad y chubascos tormentosos, que localmente pueden ser intensos, sobre todo en el litoral catalán y también en zonas del sureste, sur de la Comunidad Valenciana y Murcia”, donde podría darse “alguna tormenta”, que podrá ser, incluso, “puntualmente intensa”. En el resto, el ambiente estará despejado con pocas nubes, salvo en el norte de Canarias, donde también puede haber alguna lluvia débil.

(SERVIMEDIA)