Compartir

El tiempo del último fin de semana de mayo será agradable en general porque los termómetros superarán los 25 grados en media España, e incluso más de 30 en algunas zonas del suroeste peninsular, y brillará el sol en la mayor parte del país, mientras que las lluvias se restringirán a áreas del Cantábrico, Pirineos, este de Cataluña y Baleares.

Una de de las portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Delia Gutiérrez, comentó este viernes a Servimedia que “el anticiclón se echará encima” desde este fin de semana e impondrá un tiempo casi veraniego hasta el final de mayo, con temperaturas que la próxima semana estarán “claramente por encima de lo normal” y superarán los 35 grados en zonas de los valles del Guadalquivir, el Guadiana y el Tajo.

No obstante, Gutiérrez indicó que, después de las lluvias o tormentas que caerán este viernes en el este peninsular (motivo por el que la Aemet ha activado avisos en nueve provincias: Albacete, Alicante, Barcelona, Cuenca, Girona, Huesca, Lleida, Tarragona y Valencia), la inestabilidad atmosférica se reducirá este sábado.

Así, este sábado hay posibilidad de precipitaciones persistentes en la cara norte de los Pirineos y localmente fuertes en Cataluña y Baleares, si bien también se esperan lluvias en el Cantábrico oriental y el Sistema Ibérico. En el resto del país predominará el cielo despejado.

Soplarán rachas de viento fuerte en el valle del Ebro, Pirineos, Ampurdán (Girona) y Canarias, y las temperaturas bajarán en Baleares y el sureste peninsular, y subirán en el noroeste y el noreste de la península. Los termómetros marcarán 32 grados en Sevilla, 31 en Córdoba, 30 en Badajoz y 29 en Granada y Huelva. Por el contrario, el ambiente será más fresco en San Sebastián (16) y Pamplona, Santander y Soria (17).

DOMINGO ELECTORAL

Por otro lado, Gutiérrez subrayó que este domingo, jornada en que se celebrarán elecciones municipales, autonómicas y europeas, se impondrá el tiempo anticiclónico en gran parte de España, de manera que será un día caluroso, soleado y con temperaturas agradables.

El domingo sólo podría llover y débilmente en el Cantábrico oriental y el Pirineo occidental, y las temperaturas ascenderán en la mayor parte del país, especialmente en el sureste de la península y Baleares. Las capitales más calurosas serían Badajoz, Córdoba y Sevilla (33 grados), y Cáceres y Toledo (30).

Las temperaturas superarán los 30 grados en el valle del Guadalquivir y zonas de los del Guadiana y el Tajo, superarán los 25 en todo el cuadrante suroeste peninsular, otros puntos de la Meseta Sur, Murcia y zonas próximas, lugares del valle del Ebro, el oeste de Castilla y León, y el sur de Gran Canaria.

PRÓXIMA SEMANA

En cuanto a la próxima semana, Gutiérrez indicó que “el lunes y el martes continuarán los ascensos de temperatura, y el miércoles podría haber una bajada” que afectaría a buena parte del interior peninsular.

“La semana será calurosa y se presentará con valores claramente por encima de los normales, en conjunto”, recalcó, antes de señalar que los termómetros marcarán entre tres y cinco grados más de lo habitual para esta época del año en zonas del interior del oeste peninsular.

“El anticiclón se echará encima y el valle del Guadalquivir estará por encima de los 35 grados a mediados de semana”, dijo. No en vano, la predicción es que haya 38 grados en Sevilla, 37 en Córdoba, 36 en Badajoz y 35 en Huelva entre el martes y el miércoles de la próxima semana.

(SERVIMEDIA)