Compartir

La meteorología acompañará en la cita con las urnas de este domingo, con “tiempo estable y ausencia de lluvias” en prácticamente toda España, salvo puntos de Gerona, Barcelona, Castellón, Teruel y Mallorca, que podrían recibir precipitaciones “débiles y dispersas”. El 28-A los cielos estarán poco nubosos y despejados y las temperaturas subirán hasta los 25 grados de media.

Así lo explicó este viernes a Servimedia el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, que precisó que las temperaturas irán en ascenso durante el fin de semana hasta alcanzar entre los 20 y 25 grados el domingo en la mitad norte peninsular, entre los 25-30 en el centro y que, incluso, “rozarán los 30” en lugares como Sevilla y Córdoba.

El viento soplará con intensidad de Levante en el Estrecho, y se sentirá el Cierzo y la Tramontana en la Cuenca del Ebro y el nordeste de Cataluña, fenómenos “típicos” de esas zonas.

En resumen, agregó Del Campo, la jornada electoral será “anticiclónica y estable”, tónica que continuará el lunes y el martes. Las dos últimas jornadas del mes de abril serán “calcadas prácticamente” de la predicción meteorológica dominical, con cielos “poco nubosos en general salvo excepciones de lluvias débiles en las comunidades cantábricas y algún chubasco tormentoso por la tarde en puntos de la mitad oriental de la Península”.

TEMPERATURAS AL ALZA

En el arranque de la semana las temperaturas subirán “un poquito más”, hasta alcanzarse los 30 grados en el sur, alcanzando niveles “por encima de las temperaturas de la época”.

“A partir del miércoles parece que se podría inestabilizar la situación atmosférica”, agregó Del Campo, con una previsión para estos días de “tiempo seco y soleado por las mañanas, pero con nubes de evolución que se formarían por las tardes”, especialmente en la zona oriental, que darían lugar a chubascos y tormentas.

Las temperaturas no tendrán grandes cambios con la llegada de mayo y reflejarían “valores primaverales o por encima de lo habitual”.

(SERVIMEDIA)