Quantcast

Los pueblos se convierten en la opción favorita para nuestras vacaciones

Las restricciones de movilidad impuestas en algunas regiones a causa de la pandemia del Covid-19, así como las recientes medidas para frenar esta segunda oleada del virus, han hecho que el turismo de cercanía, a pocos kilómetros de casa, sea visto como la mejor opción para mantener la tradición de viajar, provocando que las reservas en las zonas rurales crezcan de manera exponencial, superando a las grandes ciudades, según revela Weekendesk.es, portal especializado en escapadas temáticas.

Esta situación inédita ha derivado en un nuevo fenómeno post-confinamiento: los principales turistas de las regiones son sus propios residentes, especialmente aquellas que no están bajo medidas excepcionales. Allí el turismo sigue vivo y extendiéndose con mucha fuerza. Por eso no es de sorprender que algunas comunidades autónomas hayan visto cómo las reservas siguen creciendo, gracias al renacer de las zonas de pocos habitantes.

Andalucía es una de las regiones líderes en el turismo local, concentrando el 19% de las ventas, seguida de la Comunidad Valenciana con el 17% y Castilla y León, con un 8%. Otras han logrado obtener un importante impulso, como es el caso de Aragón, que acapara un 6% de las ventas nacionales; Cantabria un 5%; y Murcia un 4%. Galicia, Asturias, Castilla La Mancha y Extremadura, son otras de las comunidades autónomas que han visto el resurgir de algunos de sus pequeños poblados.

“La nueva realidad que estamos viviendo no significa, ni mucho menos, que no vamos a viajar. Por el contrario seguimos viajando y continuaremos haciéndolo, pero de una forma muy distinta y teniendo en consideración otros aspectos, como los protocolos de higiene. El turismo es una de nuestras costumbres más consolidadas y, precisamente en estos momentos, el mayor deseo de los españoles es poder escapar de la rutina y evadirse de la realidad. Es por eso que los viajes y, muy especialmente, las escapadas de fin de semana cerca de casa continúan figurando entre las principales opciones de ocio y desconexión”, ha explicado Brigitte Hidalgo, directora de operaciones de Weekendesk.

Visitar el pueblo no sólo significa desconectar del bullicio de las urbes. Supone mimetizar con el entorno y todo lo que representa. Es así como las escapadas con experiencias gastronómicas se alzan como el plan perfecto de disfrutar de un fin de semana distinto para muchos españoles. Por otra parte, entre las parejas que buscan una escapada romántica y cerca de casa, toman fuerza los destinos wellness en la naturaleza. Planes diferentes, originales y ofertas de última hora en hoteles y restaurantes que podemos encontrar en la nueva guía para viajar en fin de semana que ha publicado Weekendesk.es y que ofrece altertativas baratas y diferentes para disfrutar de una escapada única, ahora que muchos de nosotros cruzamos los dedos para poder realizar una breve escapada en el puente de la Constitución.

Comentarios de Facebook