Compartir

Los Mossos d’Esquadra han confirmado la entrada en prisión provisional comunicada y sin fianza de los cuatro hombres detenidos por la presunta violación grupal de una menor de 17 años, este fin de semana. Los integrantes de la ya conocida como “nueva manada” de Manresa (Barcelona), están acusados de un delito de agresión sexual.

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 7 de Manresa dictaba el auto de prisión  tras  interrogar a los presuntos agresores, este martes, mismo día en que ha prestado declaración la víctima, acompañada de una psicóloga del Servicio de Emergencies. .

Según la nota publicada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), tres de los detenidos se acogieron a su derecho a no declarar, aunque hubo uno que sí respondió a las preguntas de ambas partes y todos precisaron la asistencia de un traductor.

Los presuntos agresores también se negaron  a prestar declaración ante los agentes autonómicos, durante el registro de la vivienda ‘okupa’ en la que viven y en la que presuntamente tuvieron lugar los hechos, en la madrugada del domingo.

La víctima denunció que sufrió la agresión sexual colectiva cuando poco después de conocer a un joven magrebí, decidió irse a su casa ‘okupa’ para seguir la fiesta. Allí conoció al resto de sus compañeros que, tras beber y consumir cannabis, la violaron.

Según el relato recogido por la jueza, a la que ha tenido acceso ‘ABC‘, “la menor manifestó verbalmente y de forma clara que no quería mantener relaciones sexuales y les dijo que parasen, intentando apartarlos sin conseguirlo”. Quiso marcharse pero uno de los acusados le ofrecía más alcohol. Finalmente logró vestirse rápido dejándose las bragas y un cosmético que posteriormente se encontraron en el registro que efectuaron los Mossos.