Compartir

El acuerdo alcanzado entre Partido Popular y Ciudadanos, en Andalucía, dando entrada a VOX en la Mesa del Parlamento, y dejando la presidencia de la Junta en el popular Juanma Moreno, se alcanzaba a última hora de este miércoles, y sentencia el desalojo de los socialistas de la Junta, después de 36 años. Fruto del acuerdo, este jueves se ha proclamado a Marta Bosquet, diputada de Almería, por Ciudadanos, como nueva presidenta de la mesa del Parlamento.

El órgano regulador de la Cámara queda en manos de PP, Ciudadanos y Vox, gracias al voto de los 12 parlamentarios del partido de extrema derecha, cuyo líder, Santiago Abascal, confirmó este miércoles, cuando se le pidió el apoyo de forma oficial.

La votación de la mesa del Parlamento arrancaba este jueves después de que los 109 parlamentarios andaluces tomaran posesión de su escaño, y más de la mitad de ellos, lo hacían por primera vez, tras conquistarlos en las elecciones autonómicas del pasado 2 de diciembre.

Aunque PP y Ciudadanos habían tratado de dibujar un reparto de la mesa con todos los grupos parlamentarios, el rechazo de Adelante Andalucía, por coherencia política, lo hacía imposible. La formación de izquierdas  ha advertido que van a ser una oposición infranqueable frente al tripartito “facha” que, a su entender quiere acabar con los servicios públicos y los derechos sociales.

El resultado de estas últimas semanas de negociaciones son 90 medidas consensuadas, entre PP y Ciudadanos y un acuerdo que da la presidencia de la Junta, a Juanma Moreno, del Partido Popular, que podría ser investido el próximo 16 de enero y la vicepresidencia a Juan Marín, de Ciudadanos.