domingo, 20 septiembre 2020 13:52

Ponen vigilancia policial al hostelero al que los CDR intentaron obligar a poner lazos amarillos

El hostelero Manuel García, dueño del restaurante Sol d’Or de Blanes (Gerona), al que los CDR han intentado obligar a poner lazos amarillos en su establecimiento, tuvo este fin de semana vigilancia de la Policía Local para evitar nuevos incidentes.

Fuentes del Ayuntamientos de Blanes, que gobierna el PSC, informaron a Servimedia de que este sábado y domingo agentes locales estuvieron pendientes del restaurante Sol d’Or, tras pedir su dueño protección tras la presión sufrida de los CDR.

Las fuentes del Consistorio consultadas indicaron que se atendió la solicitud de vigilancia de este hostelero como se hace “con todos los ciudadanos”, al tiempo que se añadió que desde el Gobierno local se espera que estos incidentes no se reproduzcan.

El propietario del Sol d’Or cobró relevancia pública la semana pasada tras difundirse en Twitter varios vídeos en los que se le ve forcejeando con miembros de los CDR que pretendían obligarle a colocar lazos amarillos en la parte exterior de su establecimiento.

“NO EN MI ESPACIO PRIVADO”

En las grabaciones, Manuel García rechaza las invectivas de los independentistas y reclama su derecho a no secundar la iniciativa de los colectivos independentistas. En otro vídeo en Internet se le ve discutiendo con una vecina, vestida con una camiseta amarilla, que le reprochaba su actitud y le tilda de “facha”.

El propietario del Sol d’Or, nacido en Castro del Río (Córdoba) y que lleva cincuenta años en Cataluña, ha declarado, en una entrevista publicada este sábado por el diario ‘El Mundo’ que no quiere lazos en el “espacio privado” que supone su negocio y que los independistas pueden ponerles “en jardines o plazas públicas”.

Además, este hostelero de Blanes rechaza la posición de los que quieren que se vaya de la comunidad catalana por su actitud: “Siento asco y pena por los que me quieren echar de Cataluña”, ha afirmado al respecto.