Compartir

El Gobierno Vasco ha presentado las líneas maestras de un decreto que aprobará en las próximas horas con el objetivo de favorecer la igualdad.

Incluye medidas polémicas que están abiertas al debate y que consisten básicamente en:

  • Las cocinas deberán tener un mínimo de seis metros cuadrados. El objetivo es que dentro puedan estar más de una persona. Es decir, que no sólo esté la mujer o el hombre cocinando, sino que puedan colaborar ambos.
  • La cocina y el salón deben estar lo más cerca posible. Así no se aislará a la persona que está preparando la comida.
  • Las nuevas casas deberán tener un mínimo de 35 metros cuadrados. De lo contrario no recibirán los permisos correspondientes.
  • La superficie mínima de las habitaciones deberá ser de 10 metros cuadrados. De esta forma se adaptan a los nuevos tiempos ya que los hijos cada vez se marchan más tarde de casa.