Compartir

La polémica está servida. El cuatripartito que gobierna Navarra, con Uxue Barkos a la cabeza, ha puesto en marcha “Skolae, creciendo en igualdad”, un programa que se erige como la columna vertebral de la Educación entre los estudiantes navarros desde infantil y hasta la mayoría de edad y que, según sus impulsores, persigue crear espacios “libres de violencia y de sexismo”. Sin embargo, sus detractores, según publica ‘La Razón’ lo rechazan de plano y denuncian que fomenta el “reconocimiento de la sexualidad infantil” y la despenalización de la “vivencia de dicha sexualidad en la escuela”.

Desde la Fundación ‘Religión en libertad’ se denuncia, incluso, que se trata de “un ideario de feminismo de extrema izquierda y de ideología de género llevada al extremo ” y pone su acento en que se deje la puerta abierta a los juegos eróticos entre niños de 0 a 6 años. El texto “Skolae” apunta a que en infantil se tratará el “reconocimiento de la sexualidad infantil desde el nacimiento despenalizando el reconocimiento y la vivencia de dicha sexualidad en el ámbito de la escuela y la familia (curiosidad sexual, juegos eróticos infantiles…).

La consejera de Educación, María Solana Arana, ha rechazado de plano las críticas vertidas a este programa y ha aesgurado que son fruto de la manipulación interesada. En Twitter ha señalado que “Skolae” cumple con la legislación vigente y ha subrayado que los contenidos relativos a `Sexualidad y buen trato’ son coherentes con el documento `Orientaciones técnicas internacionales sobre educación en sexualidad’ de la UNESCO.

“Skolae” que será obligatorio en todos los centros y que deberá estar implantando en un tiempo máximo de 3 años, constituye una programa “impregnado de ideología de género”,según publica ‘La razón’, se recoge que los menores deberán aprender que “existen múltiples sexualidades”, se enseñará a diferenciar los diferentes modelos de familias existentes en la actualidad y se obligará a visibilizar el movimiento LGTB entre el alumnado.

Una de los objetivos principales de “Skolae” es “erradicar desde la niñez la violencia contra las mujeres, continúa ‘La Razón’, pero lo hace implementando un pensamiento único” con afirmaciones que sorprenden como que “en su reconstrucción burguesa, el amor romántico ha sido definido desde la heterosexualidad y que en torno a él se configuran una serie de creencias que “favorecen la tolerancia a los comportamientos abusivos”.

En estos primeros años, se trabajará además contra “el uso sexista de los juguetes. Somos conscientes de la transmisión de estereotipos sexistas en el cuidado y en las tareas domésticas a través del análisis de la literatura infantil. Proponemos un cambio en los relatos, hacia la igualdad a través de los cuentos”.