Compartir

La portavoz de Podemos, Noelia Vera, identificó este miércoles el Gobierno de coalición al que aspira su partido con el de “cooperación” que les ofreció ayer el candidato a la investidura, Pedro Sánchez, señalando que “el contenido es el mismo”: un Ejecutivo “compartido” y “en las proporciones que a cada uno corresponda”.

Lo hizo en declaraciones a Antena 3 recogidas por Servimedia, confirmando lo que ayer por la tarde trasladaron a esta misma agencia fuentes de Podemos, que presentaron un término como “sinónimo” del otro y negaron terminantemente, en consecuencia, haber “rebajado ninguna de sus exigencias” en el encuentro que su secretario general, Pablo Iglesias, mantuvo con Sánchez en las dependencias de gobierno del Congreso de los Diputados.

Vera explicó que el de “Gobierno de cooperación” es “un término que parece sentir más cómodo al PSOE” y como tal lo aceptó, porque, como ya señaló Iglesias al salir de la reunión con Sánchez, “el término es lo de menos”. En cualquier caso, aclaró que “la posición sigue siendo la misma” e interpretó que “el sentido de la primera reunión es acercarse a esa postura, un Gobierno de coalición en las proporciones que a cada uno corresponda”. En definitiva, “el contenido es el mismo”, y según dijo Iglesias salió con “una muy buena sensación” de la reunión.

La portavoz de Podemos recordó que su partido mantuvo la misma posición desde la campaña electoral y pidió el voto para entrar en un Gobierno de coalición “independientemente de los resultados”, y ahora cree que “el camino se está encaminando a lo que veníamos diciendo”: “un Gobierno de coalición”; “un Gobierno compartido con una serie de medidas programáticas”, muchas de las cuales comparte con el PSOE; o ”un Gobierno diverso con todas las sensibilidades”, según lo describió en fórmulas sucesivas.

Vera reconoció que de momento no se está “concretando absolutamente nada de ministerios” e incluso anunció: “No vamos a pedir ni exigir carteras”. Reconoció que el reparto de ministerios “forma parte de una propuesta que haga el Gobierno de Pedro Sánchez” y explicó que Podemos va a “respetar los tiempos” y esperar a que el PSOE hable con el resto de fuerzas que son necesarias para la investidura. También constató que “no se han marcado plazos”, pero reiteró que la reunión de ayer fue “el inicio de ese camino que queremos recorrer ambos”.

(SERVIMEDIA)