Compartir

La portavoz de Podemos, Noelia Vera, advirtió este jueves al PSOE de que “para tener un resultado favorable, bien sea a través de un sí o una abstención, tienen que entender que hay que llegar a un acuerdo”, pero apuntó también que, después de conocerse el resultado de la consulta a sus inscritos que acabó hoy a las 11.00 horas, tendrán que “compartirlo” con sus socios en Unidas Podemos “y a partir de ahí tomaremos una decisión”.

Vera hizo esta aclaración sobre los rumores de una posible abstención de Unidas Podemos en la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez, el próximo jueves, que saldría adelante si votaran a favor ERC, el PNV, EH Bildu, Compromís y el Partido Regionalista Cántabro siempre y cuando el grupo presidido por Pablo Iglesias y Junts no votaran en contra.

“Vamos a tomar la guía que nos den nuestros inscritos. Lo que salga de esa consulta es lo que votaremos”, constató inicialmente sobre una pregunta que da a elegir entre “hacer presidente” a Sánchez si hay Gobierno de coalición o hacerlo simplemente con un Gobierno “diseñado por el PSOE”, que abarcaría las diversas propuestas que puedan trasladar los socialistas distintas a ese Ejecutivo de coalición. Una pregunta con la que defendió, pese a las críticas internas, que en Podemos han sido “absolutamente honestos con la realidad que tenemos”.

Sin embargo, después reconoció que también se valorará “a ver cuánta gente ha participado” y que “luego tendremos que compartirlo” y “ponerlo en común” con las confluencias del grupo parlamentario: IU, En Comú Podem y Galicia en Comú. Izquierda Unida, por ejemplo, se ha mostrado dispuesta en alguna ocasión a investir a Sánchez sin entrar en el Gobierno.

Esta puesta en común explica que la consulta a los inscritos termine hoy, para dar tiempo a las conversaciones con sus socios. “A partir de ahí tomaremos una decisión”, aplazó.

Preguntada directamente por la abstención, Vera aclaró que “para tener un resultado favorable, bien sea a través de un sí o de una abstención, tienen que entender que hay que llegar a un acuerdo con el resto de grupos a los que estás pidiendo un sí o una abstención”. “Y no se están sentando a negociar”, recriminó a los socialistas.

La portavoz de Podemos desdeñó, por otra parte, la supuesta esperanza de la del Gobierno, Isabel Celaá, en que el discurso que pronuncie Sánchez el lunes convenza a Unidas Podemos. “Me temo que por este comportamiento de dejadez (del PSOE), pocas noticias nuevas vamos a tener en el discurso de investidura”, vaticinó, constatando que en Podemos están “a la espera” de que Sánchez llame por teléfono a Iglesias, como el lunes prometió hacer. Y, aunque tachó de “absoluta irresponsabilidad” posponer a septiembre la formación de Gobierno, diagnosticó: “Estamos a muy poquitos días. Ya va a ser muy difícil que se llegue a un acuerdo para la investidura de julio. Ojalá que de aquí a septiembre se pueda conseguir”.

Por su parte, dijo que en Podemos ya han “dicho todo lo que teníamos que decir”, si bien se abrió a una supuestas “última” cesión. Respecto a su petición inicial de un Gobierno proporcional, Vera dijo: “Podemos bajar el número o ya veremos qué carteras tenemos cada uno, o que renunciemos a las más importantes, las consideradas de Estado”.