Compartir

Estrella Sanz Domínguez, profesora de restauración en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y experta en gestión de riesgos y planes de emergencia, es la encargada de darle forma al plan de evacuación que el Museo del Prado quiere implementar para tener a buen recaudo sus colecciones de obras.

La experta tiene un plazo de 22 meses por delante para identificar riesgos tales como incendios, ataques terroristas o robos, que podrían amenazar las obras. El objetivo que tiene es redactar “un plan de evacuación masiva” de las piezas, que implicará “el estudio pormenorizado de itinerarios y cálculo de superficies y recursos necesarios para el almacenamiento provisional y la evacuación”.

Además establecerá las prioridades y jerarquías (Las meninas o El jardín de las delicias y otros 250 ficheros más de obras importantes), e itinerarios a la hora de evacuar los cuadros y las colecciones. Así lo indica en la memoria que justifica la inversión de 55.600 euros para la redacción.

El Prado de esta manera atiende a un requerimiento del Ministerio de Cultura de 2011 y da el primer paso de una de las operaciones más sensibles y delicadas que afronta la institución, tras la alerta que generó Notre Dame en este tipo de edificios con un valor incalculable.

Después de la redacción de este plan, tocará adquirir los recursos no disponibles para la implementación del mismo. Desde el museo también alegan confidencialidad para detallar en qué consiste el nuevo plan de evacuación, según informa El País.