Compartir

Los abuelos de un niño de tres años consiguieron una plaza para su nieto tras pasar dos días haciendo cola en la puerta de un colegio de Sevilla.

El pasado lunes, la pareja se personó a las puertas del colegio María Auxiliadora de Sevilla, un centro religioso concertado, después de que la escuela comunicara a los padres del menor que éste no tendría plaza a menos de que se produjese una vacante, informó ‘Cope‘.

Los abuelos del niño tomaron la decisión de hacer cola para entregar la documentación pertinente para inscribir al menor tras abrirse el plazo la mañana de este miércoles

Tras dormir dos noches a la intemperie, sentados en sedas sillas de playa, a las 8.30 de la mañana los ancianos fueron los primeros en solicitar la plaza.
Finamente, su sacrificio ha sido recompensado y el niño disfrutará de la escuela cuando regrese de sus vacaciones de verano.