domingo, 20 septiembre 2020 15:27

El Papa insta a la sociedad a no dejarse vencer por los miedos y llama al diálogo a Etiopía, Egipto y Sudán

ROMA, 15 (EUROPA PRESS)

El Papa ha hecho un llamamiento al diálogo a Etiopía, Egipto y Sudán en relación a la presa que construye Adís Abeba en el río Nilo en un momento de nuevas tensiones por la decisión de Etiopía de proceder al llenado de la presa y después de que Egipto y Sudán rechazaran su última protesta, al tiempo que ha pedido a la sociedad “no dejarse vencer por los miedos”.

“Sea el diálogo la vuestra única elección por el bien de la población y del mundo entero”, ha señalado el pontífice dirigiéndose a los líderes de Egipto, Etiopía y Sudán.

El Papa ha hecho estas consideraciones durante el Día de la Asunción de la Virgen en el rezo que ha pronunciado desde el balcón de su estudio privado en el Palacio Apostólico. Según la Tradición Oral de la Iglesia Católica, María se durmió el 15 de agosto del 43 d.C. y se despertó cuando los ángeles de Dios ya la llevaban al cielo.

Asimismo, el Papa ha lamentado la “violencia y los ataques terroristas en Nigeria” en un momento en que la Fuerza Multinacional de Tarea Conjunta (MNJTF), una coalición regional integrada por Chad, Camerún, Nigeria y Níger para combatir al grupo terrorista Boko Haram, denunció que el grupo ha empezado a reclutar niños soldado tras las recientes operaciones militares lanzadas por los países de la región.

Además durante el rezo, el Papa ha instado a la sociedad a no dejarse vencer por las dificultades o miedos al tiempo que puesto de ejemplo a la Virgen María que pone a Dios como “primera grandeza de la vida” de donde nace la verdadera alegría que no es en ningún caso “la ausencia de problemas”.

“¡Cuántas veces, en cambio, nos dejamos vencer por las dificultades y absorber por los miedos! La Virgen no, porque . De aquí surge el Magnificat, de aquí nace la alegría: no de la ausencia de problemas, que antes o después llegan, sino de la presencia de Dios. Porque Dios es grande. Y mira a los pequeños”, ha manifestado el pontífice.

De este modo ha reivindicado la figura de la Virgen María que “engrandece al Señor” y no a “los problemas” si bien no le faltaban en ese momento. Por ello ha pedido a la sociedad que recuerde “las maravillas que el Señor realiza” en vez de dar solo importancia a los problemas.

Así el Papa ha invitado a preguntarse: “¿Nos acordamos de alabar a Dios? ¿Le damos las gracias por las maravillas que hace por nosotros? ¿Por cada jornada que nos regala, porque nos ama y nos perdona siempre, por su ternura? ¿Y por habernos dado a su Madre, por los hermanos y las hermanas que nos pone en el camino, porque nos ha abierto el Cielo?”.

En esta línea también ha especificado que si la sociedad olvida” el bien”, “el corazón se encoge” de modo que hay que vivir “no para conquistar las cosas de aquí abajo”, que se desvanecen, sino la “patria allá arriba, que es para siempre”.