Compartir
WIKIPEDIA

Un propietario de un inmueble ‘okupado’ en Lanzarote (Canarias) ha recibido una factura de la luz por valor de 1.190 euros que Endesa le reclama en concepto de gastos eléctricos y otra emitida por la compañía de agua que reclama otros 600 euros en gastos de agua.

En septiembre de 2018 Juan Morales Curbelo, afectado por una enfermedad del corazón y diabetes, se vio obligado a dejar su inmueble de la calle Telesforo Bravo, en Arrecife, para pasar unos días de reposo en la casa de unos familiares.

A su regreso su vivienda había sido ‘okupada’. El juzgado de lo Penal número tres de Arrecife archivó el caso porque los ocupantes no eran identificados dado que nunca habrían la puerta a las autoridades policiales, informa ‘ABC’.

Sin embargo el juzgado de lo Civil número tres de la misma ciudad autorizó la entrada de Morales Curbelo en su domicilio escoltado por las fuerzas de seguridad.

El interior del domicilio se había dedicado al cultivo de cannabis, hecho que agravó significativamente la factura de la luz y del agua.

“Por lo menos ya tengo mi casa (…) así he estado meses, meses y meses, con denuncias, un sinvivir, y yo estoy jubilado, me han dicho que no abra la puerta a nadie y que avise de cualquier cosa” aseguró el jubilado a ‘Biosfera TV’.