Compartir

Una nueva polémica salpica a otro miembro del Gobierno. En este caso a la ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo. Según ‘Okdiario’, Isabel Celaá oculta en su declaración de bienes una vivienda en Berango (Vizcaya) valorada en 1,5 millones de euros.

El chalé, que tiene 9 habitaciones, 7 baños, txoko y 4500 m2 de parcela, forma parte de régimen de gananciales que posee junto a su marido.

EL GOBIERNO SALE EN SU DEFENSA

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró este jueves que “los valores catastrales no se corresponden con los valores reales del mercado la mayoría de las veces”, en referencia a la información publicada.

“Lo que figura en la declaración de bienes son los valores catastrales” explicó Montero, para añadir a continuación que estos valores no suelen corresponderse con los precios del mercado. “No me consta, pero creo que se refiere a que el valor catastral de la vivienda no se corresponde con el real”, afirmó.

“Eso ocurre con todos los valores catastrales”, agregó la ministra, para acto seguido apuntar que, por ejemplo, en su localidad de residencia llevan “desde el año 2000 sin modificar los valores catastrales y, por tanto, hay que aplicar siempre coeficientes de cálculo del precio de la vivienda porque están alejados de la realidad de la compraventa de esa vivienda”.

PEDRO DUQUE

Por otra parte, preguntada sobre el caso de Pedro Duque, que declaró una vivienda en Jávea (Alicante) a través de una sociedad patrimonial, la titular de Hacienda indicó que el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades “no ha estado bien asesorado en un primero momento”, y añadió que esto le llevó a pagar “más impuestos de los que hubiera pagado de otra forma”.

Además, Montoro destacó que Duque, al contrario de lo ocurrido en el caso que llevó a la dimisión de Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deporte, “no incorporó rentas del trabajo a esa sociedad patrimonial”, por lo que “no ocultó su renta para hacerla opaca al fisco”.