Compartir

La ciudad de Medellín (Colombia) ha puesto en marcha una impactante iniciativa para concienciar a la población de la importancia de cumplir con el confinamiento impuesto en el país por la crisis del coronavirus, donde la enfermedad ya ha dejado más de 600 contagiados.

Desde el pasado viernes un coche fúnebre circula por las calles de la ciudad con un letrero en el que se puede leer el siguiente mensaje: “Aunque todos tenemos que morir, no nos matemos”.

El vehículo, iniciativa de la la Policía Metropolitana de Medellín en colaboración con la Funeraria San Vicente, está decorado con una corona de flores blancas y transporta un ataúd con una cinta con el nombre “coronavirus”. Otra frase que se puede leer en el vehículo apunta: “No queremos que usted sea el próximo en ocupar el ataúd que está atrás”.

Según informó La jefa de Prevención y Educación Ciudadana de la Policía Metropolitana, Deisy Aponte, a través de este mensaje “invitan” a los ciudadanos “a la reflexión y a “permanecer en casa”, con el propósito de contener los contagios por la pandemia.

“Creemos que con estos símbolos, con estas imágenes el mensaje llega de manera directa al ciudadano para que acojan las advertencias y generen mejores condiciones para poder llevar de manera eficiente esta cuarentena por la vida”, señaló Aponte.

El país decretó la cuarentena el pasado miércoles y tiene previsto extenderla hasta el próximo 13 de abril.