Compartir

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, sigue dándole vueltas a la candidatura que presentarán los socialistas para la Alcaldía de Madrid y continúa trabajando con una “terna” de candidatos.

Entre estas tres opciones, según varias fuentes próximas al presidente y del partido consultadas por Servimedia, a día de hoy, ninguna supone que salga algún miembro del actual Ejecutivo que lidera Sánchez.

De esta forma, se estaría descartando al hoy ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cuyo nombre se ha estado impulsando desde algunos sectores socialistas llevando incluso a participar al magistrado en un acto del PSOE de Madrid. De hecho, algunos dirigentes del PSOE-M siguen presionando a Sánchez por la candidatura del hoy ministro o, al menos, de alguien del perfil similar.

“Nadie saldrá del Gobierno para Madrid”, aseveraron algunas de estas fuentes, que remarcaron que el presidente sigue barajando al candidato entre una “terna” de nombres, de personas próximas al partido, aunque sin aclarar si son militantes o no.

El candidato de Madrid no se conocerá hasta el inicio de 2019 y, aunque sea el elegido por el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, tiene que someterse al proceso de primarias que marcan los estatutos del partido y recabar el apoyo de las bases.

EUROPEAS

Por otra parte, también está en el aire todavía la persona que encabezará la candidatura del PSOE para las elecciones europeas. El PSOE busca un perfil “potente” de alguien que tenga “tirón” y que les ayude a salir de la gran convocatoria del 26 de mayo (municipales, autonómicas y europeas) con unos buenos resultados que permitan teñir de “rojo” (PSOE) el mapa electoral y marque tendencia ante unas posibles elecciones generales en otoño.

Con este escenario, las fuentes consultadas no descartaron que para la candidatura de las europeas se opte por algún miembro del Gobierno. “Para Madrid nadie saldría del Gobierno, lo que no supone que no salga alguien para europeas”, indicaron.

En algunos sectores del PSOE y del Ejecutivo ven que hay cierta “presión” hacia el hoy titular de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, pero que tiene en frente la negativa del ministro.