Compartir

El presunto asesino de Susqueda, Jordi Magentí, no será puesto en libertad según ha sentenciado el juzgado número dos de Santa Coloma de Farners, ya que “existen elementos suficientes para atribuirle los hechos y hay riesgo de fuga y reincidencia”.

Magentí supuestamente asesinó a Marc y Paula, dos jóvenes cuyos cuerpos fueron encontrados en el pantano de Susqueda. Los hechos ocurrieron en 2017. En 1997, el detenido fue acusado de asesinar a su expareja, por lo que cumplió 12 años de una condena de 15.

En 2018 volvió a prisión por asesinar a los dos jóvenes de 23 y 21 años. A pesar de los intentos de la defensa por conseguir su libertad, la Audiencia ha decidido denegársela.