Compartir

Son muchos los que aseguran que ya no pueden soportar tener que estar encerrados en casa sin poder salir, cumpliendo la orden de confinamiento establecida por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus.

Sin embargo, conviene escuchar ahora más que nunca el testimonio de Nhoa y Carla. Son dos niñas que padecen piel de mariposa y que llevan cuatro meses recuperándose en un hospital.

Las pequeñas no han dudado en mandar un mensaje a aquellos que se quejan estos días por estar encerrados en casa.

El vídeo ya se ha convertido en viral, y no es para menos.