Compartir
Twitter

Una mujer de 84 años de edad se desengrasó el pasado martes en las calles de Aracena (Huelva), mientras esperaba a la ambulancia que le tenía que recoger. La mala fortuna hizo que se al caerse al suelo empedrado se golpeara la cabeza y comenzara una fuerte hemorragia.

“Inmediatamente numerosos testigos que se encontraban en la calle acudieron a socorrerla pero ante la gravedad de la herida no se atrevieron a moverla, aunque si intentaron taparle la hemorragia con un trapo, que aunque frenó la salida de la sangre no fue suficiente”, al mismo tiempo llamaron a los servicios de Emergencia, pèro según ha contado ‘ El Diario de Huelva’, que, cita a fuentes del servicio técnico de Ambulancia, las dos ambulancias del área estaban ocupadas. Una en una emergencia en Higuerra de la Sierra y otra en un traslado al Hospital Riotino.

Finalmente, y tras unos 40 minutos de espera, en los que algunos vecinos intentaron sin éxito, según cuenta ‘El Diario de Huelva’, acudir a pie al centro de Salud para que prestaran ayuda, la anciana fallecía.

Por su parte, la Junta de Andalucía ha rectificado las informaciones publicadas y ha asegurado que los profesionales del centro de salud atendieron a la paciente “19 minutos después de la primera llamada” y mientras “el equipo móvil de urgencias estaba de camino hacia el lugar”. En el comunicado oficial, la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha lamentado que ninguno de los profesionales que la atendieron pudieron hacer nada por salvar su vida.